Centro Eros Sexual

Las Emociones y el Cáncer de Mama

Por: Adelba Meza

¿Tú crees, que todos somos propensos a desarrollar cáncer de mama, y aunque tengamos el factor hereditario o no, depende de nosotros desarrollarlo?

Cáncer en Latín significa “cangrejo”. Pablo de Egina dice: Las venas alrededor del tumor canceroso se llenan y se ponen tensas, es una disposición parecida a la de las patas de un cangrejo.

El tumor canceroso de mama es duro como el caparazón de un cangrejo, y me gustaría quedarme con esta explicación sencilla de su origen, porque por otro lado, la parte EMOCIONAL juega un papel sumamente importante, más de lo que la mayoría de las personas se imagina.

Hay infinidad de factores de riesgo EMOCIONAL los que nos acompañan día a día a cada uno de nosotros, sin ser conscientes de ello. Todos… absolutamente todospodemos desarrollar un cáncer de mama. ¿De qué depende? De nuestras EMOCIONES, de nuestras creencias limitantes, de todo aquello que nos enoja, que nos llena de rabia; de esos conflictos internos con los que venimos creciendo desde que somos concebidos por papá y mamá. Hemos aprendido muy bien enojarnos, llenarnos de rabia, de ira, de egoísmo, de sufrimiento, pero no de gestionarlo y cambiarlo; por supuesto que estas emociones no son malas, siempre y cuando sepamos gestionarlas. Imagínate…a todas estás emociones jugando como una pelotita de pimpón en tu cuerpo, rebotando de aquí para allá, y ¿De dónde viene todo esto? De experiencias desde la infancia, de haber vivido una sucesión de acontecimientos estresantes sin tomarse un respiro, de no tener herramientas para manejar a lo que se llama problema, que yo más bien digo, que es una circunstancia de vida, percibirse solo/a o desamparado/a; en una mujer, el de “yo solo soy madre” o “me olvide de mí”, en dar todo para los demás, una madre abnegada, entregada sin límites, sentirse mala madre cuando los hijos no son como ella espera o necesita, o vivir la separación de una forma tan dolorosa, que es como si con la marcha del otro le arrancaran una parte de la vida o del cuerpo. La mujer vive un conflicto de separación, de sentir que ya no podrá tener contacto con esa persona querida. ¿Es la separación un motivo tan importante? Por supuesto que sí, somos seres sociales que necesitamos del otro; pero si esto sale de control y le damos el poder a una tercera persona, ya no somos nosotros, perdemos el control de la vida, la seguridad, en términos generales, el autoestima y amor propio de ha desvanecido.

MI INVITACIÓN… es que del 0 al 10, de una manera subjetiva, te califiques y seas consciente de cuánto ríes, cuánto lloras, cuánto haces por tí, por lo que te gusta, cuánto bailas, cuánto cantas, cuánto meditas, cuánto agradeces, cuánto compartes, cuánto te amas, cuánto te reconoces.

Es un tema muy amplio, y puedes estar o no de acuerdo con lo que escribo, y todo es perfecto. Te invito a que no me creas, que investigues si fuera tu caso, que leas a los grandes maestros, investigadores como a un Dr Bruce Lipton que habla sobre Epigenética, a Gregg Braden que mezcla la ciencia con la espiritualidad, al Dr. Joe Dispenza que te invita a cambiar tus pensamientos y emociones para ir más allá de las limitaciones, que entre muchos otros, están al servicio de la humanidad.

Mi experiencia de Coaching con PNL me ha dado la oportunidad de comprobar que nosotros somos los únicos autores y artista de nuestra vida. Pongamos colores hermosos y brillantes a nuestra vida, juguemos con las formas sin temor a equivocarnos; un verdadero artista experimenta para dejar su mejor forma.

“Somos los únicos seres que podemos cambiar nuestra biología con nuestros pensamientos”

Albert Einstein

Adelba Meza
Coach con Programación Neurolingüística
“Para Servirte Siempre”
Adelba Meza – Vivir en Armonía-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Es un Centro Integral de sexología que tiene como objetivo brindarte una red de promoción, atención y formación de salud sexual.

Se cuenta con la presencia de expertos profesionales de sexología (sexólogos, psicólogos, médicos, biólogos, educadores, etc.) quienes ofrecen sus conocimientos de manera teórica y práctica en diversas actividades.